Implementación de acuerdos de paz sigue rodeada de incertidumbres advierte veeduría humanitaria

Dipaz rueda prensaDIPAZ/ALC- La implementación del acuerdo final logrado entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC-EP avanza con preocupantes contratiempos, como el incumplimiento de las condiciones para el funcionamiento de las zonas de Zonas Veredales Transitorias; el atraso en la adopción del marco legal y las acciones de justicia; y la reactivación de los grupos paramilitares, que intentan copar el espacio dejado por la guerrilla, advierte el informe de la veeduría humanitaria de organizaciones eclesiales e iglesias, agrupadas en el Diálogo Intereclesial por la paz- DiPaz.

El informe divulgado el jueves 1 de junio es el resultado de la veeduría humanitaria que DiPaz ha realizado en estos seis meses en los departamentos de Cauca, Antioquia, Chocó y Córdoba, en un trabajo con las comunidades ubicadas en las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN) y los Puntos Transitorios de Normalización (PTN), en donde se han ubicado los guerrilleros en tránsito a la vida civil, dando cumplimiento al acuerdo de paz de La Habana.

El incumplimiento en el cronograma ha generado en los integrantes de las FARC-EP “malestar e incertidumbre”, y estaría motivando deserciones, el nuevo anuncio de prolongar 60 días más el camino a la vida civil, que se completará con la dejación de armas, genera “incertidumbre” si se logrará en dos meses lo que no se pudo alcanzar en seis. De otra parte, se ha conocido el ofrecimiento de remuneración económica de grupos paramilitares para alentar deserciones en las FARC-EP.

El documento recoge denuncias sobre asesinatos de integrantes de la guerrilla, deserciones y ofrecimiento de dinero por parte de grupos paramilitares a los miembros de las FARC-EP para que se unan a sus filas, por lo que DiPaz recomienda que se adopten medidas para “la desarticulación y persecución de grupos herederos del paramilitarismo conforme a lo acordado entre gobierno y Farc-Ep”. Su avance en las zonas dejadas por las FARC-EP pone en riesgo el proceso.

DiPaz señala en su informe 180 días de camino hacia la sociedad civil que “los territorios dejados por las FARC-EP están siendo ocupados por otros grupos armados, quienes empiezan a ejercer control sobre la población civil, amenazas y asesinatos selectivos. El Ejército no ocupó estos territorios conforme a lo acordado. La Fiscalía General de la Nación reveló un aumento de homicidios en antiguas zonas de las Farc-Ep al generarse vacío de poder con la salida de este grupo”.

Conozca el informe y descárguelo aquí.Informe final Dipaz Mayo 2017

Inconformidad en las comunidades

Igualmente DiPaz señala que se presenta inconformidad entre las comunidades en donde se albergan las zonas transitorias de ubicación de los guerrilleros pues “no se logró en tiempo la adaptación de los dispositivos en terreno, ni el buen funcionamiento de las ZVTN y los PTN verificados; por tanto, el procedimiento técnico de dejación de armas comenzó retrasado y desde entonces ha habido urgencia por el desarme de las FARC-EP y por la transición a la vida política sin armas, dejando de lado todo el marco social contemplado en el Acuerdo Final y frente al cual las comunidades donde están las ZVTN y PTN albergaron esperanzas de inversión”.

DiPaz revela que existen problemas latentes de seguridad, que podrían colocar en riesgo la aplicación de los acuerdos y solicita que se activen los “mecanismos de protección en derechos humanos conforme lo prevé el Protocolo del Capítulo de Seguridad para la Población Civil, los cuales deben ser concertados con las comunidades y organizaciones”.

Asesinatos y deserciones

En la verificación de 180 días DiPaz registró el asesinato de por lo menos tres integrantes de las FARC-EP: Luis Alberto Ortiz Cabezas, un guerrilleros que había recibido los beneficios de la ley de amnistía e indulto y fue asesinado en la vereda La Variante, municipio de Tumaco (Nariño) el 18 de abril; el 25 de abril de 2017 fue asesinado José Huber Yatacue Mestizo, integrante activo de las milicias bolivarianas de las Farc-Ep en Monterredondo (Cauca) y el 17 de marzo, fue asesinado el excombatiente de las Farc-Ep conocido como alias “El Chilapo” en la vereda el Llano, municipio de Peque (Antioquia).

Igualmente el documento recoge que se constató que cerca a las Zonas Veredales Transitorias se “registraron siete deserciones, dos del Ejército y cinco de las Farc-Ep, (y que) por lo menos otros 30 guerrilleros habrían desertado en Cauca según medios radiales locales”.

Puede verse en video: https://youtu.be/-ko1Ng-LE54

Qué es DiPaz

El Diálogo Intereclesial por la Paz de Colombia (DiPaz), surge en 2014 como un espacio de encuentro y construcción de iglesias y organizaciones basadas en la fe que han venido desde hace cerca de 25 años acompañando a comunidades que trabajan en la construcción de paz con justicia desde la acción no violenta.

DiPaz entiende y hace veeduría humanitaria a partir de su compromiso desde la fe, de ser testigos de paz y por el acompañamiento pastoral a las comunidades y procesos sociales y populares que desde los territorios, en defensa y promoción de derechos humanos y búsqueda de la verdad y la paz con justicia social, ven severamente afectados sus derechos y libertades, e incluso en riesgo su vida e integridad personal.

Fuente: DiPaz 

Imagen: Justapaz.